Prop. Intelectual


CREACIÓN, REUTILIZACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE CONTENIDOS

1. Objetivos

  • Conocer los tipos de licencias bajo los que podemos encontrar objetos digitales educativos y cómo utilizarlos.
  • Conocer si podemos citar materiales de otros autores y cómo hacerlo en nuestra práctica docente.
  • Saber licenciar nuestros recursos educativos bajo una licencia Creative Commons.

2. Propiedad intelectual y derechos de autor

Derechos de autor. Desde el momento en que un autor crea su obra (construye un texto, hace una fotografía, etc.) posee una serie de derechos sobre la misma. Posibilita reconocer al autor, lo que permite solucionar los conflictos de intereses.
  1. Derechos morales de paternidad e integridad. Reconocimiento de la condición de autor de la obra o el reconocimiento del nombre del artista sobre sus interpretaciones o ejecuciones. El derecho de exigir el respeto a la integridad de la obra y a la no alteración de las mismas: página del Ministerio de Cultura
    “La propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación.” Es decir, que el autor tiene todos los derechos reservados sobre su obra con independencia de cualquier circunstancia. Por tanto tenemos que entender que toda obra está protegida, salvo que figure expresamente lo contrario.
  2. Derechos patrimoniales, susceptibles de tener un valor económico y suelen estar asociados al concepto anglosajón de Copyright © o derecho de copia o reproducción o distribución. Se limita a la obra (no al autor). Aparece cuando la obra ha sido publicada y está asociado a la idea "todos los derechos están reservados". Reconoce la negociación entre el autor y la sociedad para el uso de esta obra. Incluye el derecho de exigir el respeto a la integridad de la obra y a la no alteración de las mismas.
    Colgar algo en internet es una acto de publicación (hacer algo accesible al público), pero no supone cesión de derechos. Respecto a los materiales colgados en internet, podemos leerlos, verlos u oírlos gratuitamente porque así lo ha decidido su autor, pero no copiarlos ni redistribuírlos sin su autorización.
El Derecho de autor es anterior al Copyright; se genera al crear la obra, mientras que el Copyright aparece cuando se publica.
Publicar algo en Internet no supone ceder derechos por lo que no podemos copiar ni distribuirlo de forma distinta a la que indica su licencia.
Intentos por eliminar o reducir las barreras legales que limitan el flujo libre (free, que no significa necesariamente gratis) y la reutilización del conocimiento, cuando queremos incluir una obra ajena:

  • Obras exentas de derecho de autor: disposiciones legales o reglamentarias y sus correspondientes proyectos, las resoluciones de los órganos jurisdiccionales y los actos, acuerdos, deliberaciones y dictámenes de los organismos públicos, así como las traducciones oficiales de todos los textos anteriores.
  • Dominio público. Situación en que quedan las obras al expirar el plazo de protección de los derechos patrimoniales. Esto sucede habitualmente transcurrido un tiempo a partir de la muerte del autor y que, dependiendo de los países, va de 50 a 100 años. En la LPI son 70 los años que deben transcurrir después de la muerte o declaración de fallecimiento como tiempo máximo de derechos de explotación de la obra. El dominio público implica que las obras pueden ser explotadas siempre que se respeten los derechos morales.
  • GNU free Documentation License (GFDL). Esta licencia da al usuario el derecho de copiar y redistribuir un determinado trabajo pero exige que todas las copias y derivados queden disponibles bajo la misma licencia. Las copias incluso pueden ser comercializadas, aunque si esto ocurre en grandes cantidades (más de 100) la documentación original habrá de estar disponible para el usuario final.
  • Copyleft. Para que una licencia de uso compartido sea, además, copyleft, debe obligar a mantener la misma licencia de uso original en todas las obras derivadas.
  • Licencias Creative Commons. El autor que publica su obra bajo estas licencias hace donación irrevocable de unos derechos, pero conserva otros. La fórmula más habitual (aunque hay varios tipos de licencias CC) es Creative Commons BY-NC-SA:

  • Módulo fijo: BY Reconocimiento (Attribution. BY): debe constar el nombre del autor de la obra. La autoría de una obra debe acompañarla siempre como derecho moral irrenunciable del autor.

  • Módulo variable:
  • SA Compartir Igual (Share alike. SA): Permite la obra derivada siempre que mantenga la licencia original de la obra.

  • NC No Comercial (Non commercial. NC): No permite el uso comercial de la obra licenciada.

  • ND Sin obras derivadas (No Derivate Works. ND): No permite la transformación de una obra, ya sea la adaptación, edición o cualquier otra manipulación que modifique la obra original.
    Se puede aplicar cualquier condición a la obra derivada si la original es dominio público (pd). Es recomendable, no obstante, que cite la fuente original.
    Si hemos encontrado un vídeo con licencia by-nc y queremos distribuirlo con licencia by-nc-sa ¿podemos utilizarlo para un documental por ejemplo? La licencia original no dice que no puedan hacerse obras derivadas, ni pone más restricciones que la de atribuir la autoría y no obtener beneficios comerciales.
    si queremos hacer una recopilación comercial de recursos educativos y queremos incluir recursos con licencias pd (dominio público), by y by-nc ¿podemos hacerlo?: NO, al menos una de las licencias de los trabajos que recopilará (by-nc) no es compatible con compilaciones comerciales.
  • EUPL (European Union Public License): Licencia Pública de la Unión Europea es una licencia de software libre y copyleft creada para una previsible liberación de programas, software en un principio, pertenecientes a las administraciones públicas. Ha sido redactada teniendo en cuenta que ha de ser legalmente válida en todos los idiomas oficiales de la Unión Europea y debe considerar todas las particularidades de las leyes individuales de cada país miembro. Debe ser compatible con la mayor parte de las licencias de software libre y de código abierto (FOSS) y fácilmente adaptada a licencias más restrictivas si el software desarrollado se combina con otras licencias como GPLv3 (GNU General Public License versión 3).
  • Con la licencia estándar de Youtube podemos enlazar un vídeo o embeberlo con el código que nos da Youtube en nuestra web o blog siempre y cuando el usuario del vídeo no haya restringido la opción de compartir y lo hagamos utilizando los servicios de youtube (su reproductor). También la descarga si así lo posibilita el propio sitio como las presentaciones en Slideshare o vimeo. Esto no permite modificar, editar y distribuir el contenido del vídeo que no sea de nuestra propiedad sin el consentimiento del propietario.


Artículo 32. Cita e ilustración de la enseñanza: (en obra propia)
  1. Tal utilización sólo podrá realizarse con fines docentes o de investigación,en la medida justificada por el fin de esa incorporación e indicando la fuente y el nombre del autor de la obra utilizada.
  2. No necesitará autorización del autor el profesorado de la educación reglada para realizar actos de reproducción, distribución y comunicación pública de pequeños fragmentos de obras o de obras aisladas de carácter plástico o fotográfico figurativo, excluidos los libros de texto y los manuales universitarios, cuando tales actos se hagan únicamente para la ilustración de sus actividades educativas en las aulas, en la medida justificada por la finalidad no comercial perseguida, siempre que se trate de obras ya divulgadas y, salvo en los casos en que resulte imposible, se incluyan el nombre del autor y la fuente. No se entenderán comprendidas en el párrafo anterior la reproducción, distribución y comunicación pública de compilaciones o agrupaciones de fragmentos de obras o de obras aisladas de carácter plástico o fotográfico figurativo.
    Queda claro que podemos reproducir fragmentos de obras escritas o imágenes aisladas, como una pintura o una fotografía, para usarlos en clase sin pagar derechos de autor, pero no un libro ni una película entera. Este artículo nos exime no sólo de pagar a los autores, sino también a los “intérpretes y ejecutantes” que han grabado recientemente una obra musical antigua que está en dominio público.
    El uso de la expresión “en las aulas” es importante: si distribuimos una fotocopia en clase nos mantenemos dentro de la ley, y ocurre lo mismo si la colgamos en un aula virtual de acceso restringido a nuestros alumnos (caso de la plataforma Moodle o de cualquier otra página de acceso restringido con nombre de usuario y contraseña). Ahora bien, no entrará en el concepto de “aula” colgarla en una página web abierta o de acceso universal (por más que nuestra intención es que la descarguen nuestros alumnos), dado que cualquier otra persona puede descargarla. Así que, para una página web abierta, lo correcto es hacer un enlace a ese recurso si el material está disponible en internet. Si no lo está, podemos olvidarnos de él o hacer una referencia tradicional (nombre, título, editorial, etc.) aún a sabiendas de que es difícil que los alumnos localicen esa edición en particular en una biblioteca.
    Si escribimos un libro sobre historia de Grecia, no podemos incluir sin más una foto del Partenón que encontremos en internet, porque no estamos analizando esa fotografía. En cambio, sí la podremos incluir si es un libro de fotografía y estamos comentando el tipo de luz o el punto de vista con que se ha hecho esa foto.
    Tampoco necesitan autorización los actos de reproducción, distribución y comunicación pública de obras ya divulgadas que se realicen en beneficio de personas con discapacidad, siempre que los mismos carezcan de finalidad lucrativa, guarden una relación directa con la discapacidad de que se trate, se lleven a cabo mediante un procedimiento o medio adaptado a la discapacidad y se limiten a lo que ésta exige.
    No necesita autorización del autor la reproducción, en cualquier soporte, de obras ya divulgadas cuando se lleve a cabo por una persona física para su uso privado a partir de obras a las que haya accedido legalmente y la copia obtenida no sea objeto de una utilización colectiva ni lucrativa (…). Quedan excluidas (…) y los programas de ordenador.
    Se puede enlazar legalmente a cualquier contenido "abierto" en Internet, mediante hipervínculos, sin autorización de los titulares de derechos de autor, a obras protegidas que pueden consultarse libremente en otra página de Internet. Esto es así porque  el Tribunal estima que facilitar enlaces sobre los que se puede pulsar y que conducen a obras protegidas constituyen un acto de comunicación y, además, considera que los usuarios se puede considerar como "público", "dado que se trata de un número indeterminado y considerable de destinatarios". 


3. Ejemplos de Licencias

Si tengo un blog y no indico licencia sobre lo que publico, aunque sea de acceso público tiene licencia Copyright. Esto se considera así por la Ley de Protección Intelectual, en su artículo 1.
En una cita: indicar la fuente y el nombre del autor.
Autor + Título de la obra + Licencia CC (con enlaces)
En una web se indica la licencia CC al pie de página.
Al pie de una imagen:
  1. Fuente: http://commons.wikimedia.org/wiki/File%3AGreenCopyleft.svg By Biggo391 (Propio trabajo) [Dominio público], via Wikimedia Commons




4. Referencias



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada