Curación de Contenidos

 Un PLE está integrado por herramientas, fuentes de información y personas. Ahora nos referimos  a la gestión de las fuentes de información, tanto desde el punto de vista de los propios contenidos como de los canales donde se comparten e intercambian.
“Obtener información de internet es como tomar un trago de una boca de incendios” . Mitchel Kapor (@mkapor) . Se trata de un símil para hacer referencia al proceso de obtención de información en internet. Es esta infoxicación (o sobreinformación) la que motiva la aparición del término curador de contenido (cuntent curator) en un post de Rogit Bhargava del año 2009.

Según el escrito de Bhargava, la curación de contenidos sería el acto de buscar, agrupar, organizar y compartir el mejor contenido, y el más relevante, de un determinado tema.




1. BUSCAR entre la SOBREABUNDANCIA DE INFORMACIÓN E INFOXIFICACIÓN


Concepto de sobrecarga informativa' (information overload), infobesidad o infoxicación

Primero ver vídeo: Estamos infoxicados - Miami Short Film Festival 2012 (Youtube)

La “sobrecarga informativa” (information overload) es una expresión que acuñó Alvin Toffler en su libro “ Future Shock ” (1970) y hace referencia al estado de contar con demasiada información para tomar una decisión o permanecer informado sobre un determinado tema. El término infoxicación, que surge de la unión de las palabras información e intoxicación, fue introducido por Alfons Cornella en 1996, refiere actualmente a la idea de que la sobrecarga de información que recibe un usuario, en especial de Internet en todas sus formas, puede causarle la sensación de no poder abarcarla ni gestionarla y, por tanto, llegar a generarle una gran angustia.

Imagen - Knowyourmeme.com
El acceso a la tecnología es mayor e Internet es una red abierta y libre, donde cada vez es mas fácil la publicación de contenidos. y en donde todo aparece barato o gratis (“Low Cost Cultural”). Está sobresaturada de información de baja calidad, inútil, errónea, con contradicciones, multiplicada o incompleta, y con publicidad molesta e inservible (spam, banners, pop-ups).

El exceso de información hace más difícil localizar los buenos contenidos y clasificar la información que nos interesa, para tomar decisiones o permanecer informado sobre un determinado tema. Ocasiona muchas pérdidas de tiempo, trabajo y dinero. Es consecuencia del volumen de la información presente y de su velocidad de circulación. Muchos se envían correos a sí mismos para guardar información y coleccionan cientos de pestañas en el navegador que luego no usan. También hay mucha información de baja calidad, inútil, errónea, con contradicciones, multiplicada o incompleta, y con publicidad molesta e inservible (spam, banners, pop-ups).

La infoxicación se trata de un coste mental (nos mareamos y rendimos menos) que puede provocar hartazgo, ansiedad, interrupción constante, o pérdida de criterio o atención”. Además, nos puede dejar en un estado de inquietud por no estar consiguiendo mantenerte al día y saber que se te están pasando cosas por que cada vez hay más información. También tiene un coste de oportunidad, pues aquello que estoy dejando de hacer por destinar tantas horas a buscar y leer información pero sobre todo por las informaciones que me puedo estar perdiendo, por no ser capaz de leer la información relevante y que mis competidores si pueden estar obteniendo. El efecto “Cultura Mosaico”, que consiste en “la fragmentación de la realidad y la pérdida del sentido de coherencia”, al que considera el origen de la infoxicación.

Enlaces:

2. FILTRAR para GESTIONAR LA SOBRECARGA INFORMATIVA

En este artículo, Humberto Ecco sostiene que  “Todo nace en Internet sin jerarquía”, “El exceso de información provoca amnesia. La información abusiva hace mal”, “sería necesario crear una teoría del filtro del conocimiento, seleccionar el contenido de Internet, pues conocer es saber separar”.
La capacidad para gestionar esa sobrecarga informativa debe formar parte de nuestras competencias digitales. Debemos ser "gestores de nuestra propia biblioteca" y hay que establecer unos criterios previos sobre lo que me interesa para decidir qué leo y qué no:
  • Capacidad de elección. ¿Qué buscamos, cuál es nuestra necesidad de información en la red? Aprender a discriminar en la red con actitud crítica y constructiva entre contenidos de calidad y contenidos basura. “Internet nos muestra lo que considera que queremos ver, pero no necesariamente lo que necesitamos ver o lo que queremos ver realmente” criterios relacionales basados en códigos culturales,
  • Capacidad de filtración. Es decir, separar el grano de la paja. Establecer un sistema personal de personas y filtros de información que nos interesa por criterios racionales de relevancia (enfoque tecnológico).
  • Selección de herramientas que nos faciliten el acceso a la información requerida. La posibilidad de crear listas en las principales redes sociales o hacer un uso correcto de feeds facilita una mejor administración de la información.
El enfoque más utilizado es el tecnológico, el cultural a penas se tiene en cuenta.

Técnicas:
  • Evita las grandes cadenas, acércate a las fuentes, prioriza los medios que te permiten elegir las noticias que quieres, evita la repetición (es un frito de un frito), escoge bien, lee menos pero mejor, utiliza buenos hábitos.
  • Utliza los operadores para refinar las búsquedas  a través de motores como el de Google, donde podemos usar la herramienta búsqueda avanzada. o los filtros y otras herramientas de búsqueda.
  • Ten una buena Red de Aprendizaje o canales RSS para obtener información a partir de los contenidos y recursos que comparten, por ejemplo en Twitter, usuarios referentes en nuestras áreas de conocimiento o de interés. Algo muy fácil de gestionar si hacemos un buen uso de las listas en Twitter.
  • Aprovechar Sitios web para hacer Content Curation, como Storify, Paper.li o Scoop.it, nos ofrecen distintas formas de suscripción a nuestros temas de interés.

3. ORGANIZAR la INFORMACIÓN: MARCADORES SOCIALES
Aparte de tener buenos filtros, debemos plantearnos qué hacemos con la información obtenida, cómo podemos reutilizarla, de qué forma podemos socializar nuestros descubrimientos.
Las Folcsonomías son indexaciones sociales, clasificaciones colaborativas por medio de etiquetas en espacios sin jerarquías ni relaciones de parentesco predeterminadas. Este sistema enriquecido con metadatos en los contenidos digitales es el que se utiliza en los espacios sociales y nos permite optimizar los procesos de búsqueda de contenidos digitales. Forma parte del  concepto de la Web Semántica, donde se busca definir ontologías que permitan dotar a la web de significado, de manera que la búsqueda de información se pueda hacer a partir de preguntas ‘expresadas de forma humana’, de una manera natural.
Este trabajo de etiquetado social lo puede hacer, de manera muy sencilla y para cualquier tipo de contenido digital, por ejemplo Delicious o Diigo. Convierten los ‘marcadores’ de los navegadores en ‘marcadores sociales’, sustituyendo el sistema de clasificación tradicional en carpetas y subcarpetas (más propio de un modelo jerárquico) por la clasificación mediante etiquetas.
Existen herramientas para monitorizar la actividad que se genera en los Social Media, buscando simplificar la manera de interactuar mediante nuestro PLE con personas y contenidos. Estas hacen la vez de escritorios personalizados, que nos permitirán gestionar canales RSS, nuestros perfiles en Redes y muchas otras herramientas de nuestro PLE.


4. GENERAR CONTENIDOS: CURACIÓN DE CONTENIDOS

La curación de contenidos, content curation’, hace referencia al proceso de filtrar información y agregarla en nuevos contenidos digitales, más complejos y de más valor para la comunidad a la que se dirigen. Ver infografía curación de contenidos 

Según Bhargava, existen cinco modelos de curación de contenidos:
  1. AGREGACIÖN: compilar la información más relevante sobre un determinado tema en un solo lugar.
  2. DESTILACIÓN: compliar información en un formato más simple, resaltando sólo las ideas más importantes o relevantes a compartir.
  3. ELEVACIÓN: identificar una tendencia dentro de los mensajes diarios que se publican en Internet.
  4. MASHUP: Cuándo se mezclan y comparten en una sóla pieza múltiples contenidos para crear un único punto de vista sobre un tema en particular.
  5. CRONOLOGÍA: reúne información histórica organizada sobre una base de tiempo, para mostrar la evolución de un concepto de un tema en particular.

De cara a la relación entre la comunidad y la Red, mientras un Community Manager es quien gestiona la comunicación, el content curator es un facilitador que gestiona los contenidos, seleccionando la mejor información y aportando valor a la misma a través de la agregación en nuevos artefactos digitales ( es un ‘intermediario crítico del conocimiento’)

Enlaces:

Herramientas y estrategias
  • la automatización de contenidos a partir de fuentes previamente seleccionadas no es suficiente para hacer curación de contenidos, ya que el resultado de esta automatización no aporta nuestra voz, nuestro valor propio más allá de la selección previa de fuentes, y por tanto no genera compromiso en nuestra comunidad;
  • el espacio en el que se difunden los contenidos del curador son las redes sociales, y por tanto los contenidos que se ofrecen deben mover al debate y la reflexión;
  • al igual que el comisario o curador de una exposición es capaz de construir un producto en el que cada obra adquiere un nuevo significado gracias al contexto en el que se encuentra, y además este producto tiene como finalidad generar determinadas emociones en el espectador, el ‘curador de contenidos digitales’ puede hacer uso del storytelling para crear contenidos más ricos en emociones, buscando ofrecer una experiencia a su comunidad y no simplemente una colección de recursos filtrados;
  • en la web abundan distintos tipos de contenidos (imágenes, vídeos, infografías, presentaciones, e-books, mapas de tiempo, podcast,...) así como de fuentes de información (canales RSS, marcadores sociales, newsletter, alertas, noticias,...). A mayor diversidad de fuentes de información y de tipos de contenidos, y más diversidad de opiniones, más rico será el resultado de nuestra curación de contenidos;
  • no debemos limitarnos a usar las herramientas que se ofrecen como servicios de curación de contenidos, debemos apropiarnos de los espacios que mejor se adapten a las necesidades y hábitos de nuestra comunidad para crear y difundir nuestros contenidos con más efectividad;
  • la combinación de nuevos contenidos con otros filtrados, además de la gestión de distintas fuentes de información relevante, puede ser una estrategia para facilitar ampliar nuestro perfil de creadores de contenidos con el de curadores de contenido.

Hay voces que reclaman el rol del Content Curator desde el ámbito de los Documentalistas y denuncian intrusismo profesional, mientras que hay quienes sostienen que la ‘curación de contenidos’ es una competencia básica en alfabetización digital y mediática.



Fuentes:

2 comentarios:

  1. Saludos, Ud. es un referente para los educadores de habla hispana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marco. Es un poco exagerado tu comentario. Sólo soy un aprendiz empedernido ;-)

      Eliminar